Los personajes de los participantes serán creados por la organización, aunque esperamos vuestra implicación en la escritura y diseño de los mismos. La asignación será responsabilidad de la organización, teniendo en cuenta las preferencias de los participantes, que serán indicadas en los formularios de inscripción al evento. No asignaremos los personajes con un criterio de “primero en llegar, primero en servir”, aunque tendremos en cuenta vuestras preferencias y gustos. Los personajes se dividen en cinco agrupaciones que os resultarán más que intuitivas para ayudar a recomendarnos qué tipo de personaje os apetece. El número de personajes en cada grupo podrá variar en función de lo que la organización considere necesario, es decir, no habrá una cantidad equitativa de cada grupo.

Cuerpo de dirección

Son los responsables de que el rodaje llegue a buen puerto. Sus decisiones son las que rigen el rumbo de una producción cinematográfica. Forman parte de este cuerpo el director, el guionista, el productor y algunos ayudantes y profesionales de campo.

Cuerpo de actores

Son las estrellas cuyo nombre y rostro todo el mundo recuerda. Los protagonistas de la obra, aquellos que pueden dar vida a las palabras escritas sobre un guion y en definitiva los que saborean las mieles del éxito… o son condenados al ostracismo si algo sale mal.

Cuerpo técnico

Los profesionales en la sombra, los que se encargan de que todo material esté listo y preparado. Sin ellos una producción no saldría adelante, aunque pocas veces se les reconozca su trabajo. Son los trabajadores de base, desde técnicos de sonido o electricistas hasta los encargados de los efectos especiales o el vestuario.

Anfitriones de la casa

Los dueños del escenario donde se va a rodar la pelí- cula. Forman parte de este grupo tanto los señores de la casa, que responden al apellido Blackwood, como algunos de los miembros de su servicio.

Otros huéspedes de la casa

A pesar de que los meses de invierno hay bastante menos ajetreo en el hogar de los Blackwood, algunos huéspedes buscan precisamente esa quietud y paz de la que hace gala. Pueden ser celebridades o simplemente visitantes que casualmente se encuentran allí de vacaciones.